Blogia
Cuaderno de bitácora - Tejiendo palabras

\

\

"El mar es el único refugio que me resta"

"La vida es muy traicionera, y cada uno se las ingenia como puede para mantener a raya el horror, la tristeza y la soledad. Yo lo hago con mis libros" 


"Hay gente que sueña y que se resigna solo a soñar y gente que sueña y que además, pone un pie delante del otro y camina para hacer realidad sus sueños"

"-Nunca se está solo con un libro cerca, ¿No cree?... -dije, por decir algo-. Cada página nos recuerda un día pasado, revive las emociones que lo llenaron." El Club Dumas - Arturo Pérez-Reverte

Matías Antolín deja claro lo que sentí al conocerlo en persona. Y si algo no esperaba fue encontrarme con esos signos de timidez que aprecié en él nada más verle en medio de la gente. Su mirada, sonrisa y gestos al entrar en la sala. Esa ternura, generosidad y timidez de la que habla la pudimos apreciar de manera muy especial. Luego viene el valor, y el honor, que en él son bandera, y ese sentido impecable del deber en la vida. Un hombre consecuente consigo mismo. Si antes lo tenía en un lugar privilegiado, hoy por hoy, mi admiración por él ha ido en aumento, y como consecuencia, tras conocerlo, quizás lo haya colocado en un lugar mucho más cercano. A donde colocamos a la gente que queremos y nos importa.

"Reverte tiene un cierto don para tocar a la mujer, a veces nos describe de una manera tan desde nosotras,  que me deja sin palabras, creo que cuando me compré el libro "La Carta Esférica" fue tras leer una entrevista suya donde hablando del libro, hablaba de la mujer cómo ser único y universal, como si fuéramos la condensación de todas las mujeres en una, de miles de años de silencio, aprendizaje, inteligencia y aguante, lo describía, como la grandeza o diferencia que nos marcaba, creo que fue muy poético, muy profundo. Y es poco habitual que un hombre se tome la molestia de conocernos de verdad. No es la primera vez que lo oigo, hablar de la mujer en esos términos."

"...forma parte de esas sensaciones de las que hablaba. Sabe vestir a sus personajes de encantos especiales, misteriosos, atractivos (tanto masculinos como femeninos), así que comprendo tu enamoramiento por Coy. En mi caso mi enamoramiento fue de Tánger Soto (la chica)...aunque al final, bueno, ya sabes.
Pero eso forma parte del halo de la historia, la sorpresa en la última página, que cuando acabas te quedas pensativo, analizando, un poco triste...y me atrevería a decir que hasta “viudo” por haber acabado una lectura tan apasionante, y pensando: ¿y qué leo yo ahora qué me haga olvidar esto???...."
YooToo

"...Se me eriza la piel...Ya os hablé de la manera que Don Arturo tiene de descubrir, describir, ahondar en las entrañas de la mujer, incluso del hombre merecedor de ser llamado hombre... es inenarrable, sólo expresable a través de sus propias palabras... y en esta ocasión, además de esa mano especial que tiene para la mujer, se une su tremenda artillería literaria, argumento, cultura, aventura, para hacernos helar la sangre al finalizar la lectura... os invito a leerlo completamente."

"...A mí sin embargo, cuando leo sus novelas y lo "reconozco" en su manera de ser o anécdota, expresión, u otro libro en medio de la trama, es precisamente cuando me hace sonreír, cómo si en ese instante Arturo me guiñase un ojo, cómplice... y me dijese "¿oye... te has dado cuenta?"

"...Y habiendo leído libros de Reverte comprendo muy bien su frase de “hay que planificar minuciosamente la historia”. Eso se respira en cualquier libro de Reverte, te das cuenta que la historia está perfectamente hilvanada, documentada y escenificada acorde con el tiempo que trata y su situación geográfica. Se me viene a la cabeza por ejemplo “La Piel del Tambor”, en la que conforme lees parece que estás paseando con el protagonista por las calles de Sevilla..."

YooToo

0 comentarios