Blogia
Cuaderno de bitácora - Tejiendo palabras

Alatriste, la película. Opinión.

Alatriste, la película. Opinión.

He visto la película y tengo que decir que me ha gustado y mucho. Es lo que esperaba, la imagen de quien fuimos y lo que fuimos. (O lo que somos).

Un Alatriste que se ha acercado mucho a mi idea (a pesar de su manera de hablar) del personaje, era él, sus movimientos, su mirada, su caracter... era Alatriste. Su espíritu estaba presente.
Quizá el personaje que más me ha defraudado es Angélica de Alquezar, no sólo por su físico, sino por una caracterización tan diferente a la idea que tengo de ella en el libro. Y he echado mucho de menos a Caridad la Lebrijana, su "descanso del guerrero" y que por derecho, creo era la mujer que tenía que haber ocupado un lugar preferente en la película, mucho más allá de María de Castro.

La imagen, fotografía, ambientación, vestuario... me encantó. La suciedad, la niebla, la calle... esas escenas que se transformaban en la representación de cuadros de Velázquez, Ribera...

Creo que es necesario haberse leído los libros para poder entender la secuencia de hechos relatadas en la película. He recorrido muchas de las escenas de los cinco libros, las he reconocido todas. Pero he echado de menos algunas, en especial las batallas, el despliegue de medios en las batallas.

Sigo diciendo que es bueno haberse leído los libros. O al menos tener una idea de la historia de España. Es necesario conocer porqué estábamos en Flandes, la posición e influencia de la iglesia (Santa Inquisición), qué tipo de rey y corte teníamos entonces, el sentido de España (Imperio en decadencia) en el siglo de oro, la vida y política, el porqué de la derrota en Rocroi, o al menos qué es la batalla de Rocroi y quienes estaba allí y qué pasó.

Es necesario tener una mínima base en hechos para poder entender y asimilar la película. Sin eso, no deja de ser o más bien parecer una secuencia inconexa de hechos, Una "biografía a retazos" con unos personajes que de no conocerlos no se entenderán. "Cuenta lo que fuimos" que fue lo que pide Copons a Íñigo. Un cuenta lo que fuimos a retazos, eso es lo que es.

Salí con esa sensación de desasosiego en la última escena, con angustia en pecho, me costó levantarme, a muchos nos costó, por lo que pasa, lo que pasó y lo que fuimos y por esa sensación de "seguimos luchando a pesar de todo" que a pesar de la desesperanza de un imperio en decadencia total mantiene de pie a quienes tienen un cierto pundonor, coraje, códigos y honor.
Es mi opinión.

(PD: Lo que criticaría es la forma que tienen algunos de comer en el cine que hacen más ruido al masticar con la boca abierta que la propia banda sonora, qué falta de educación. Al menos podrían cerrar la boca.)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

teresa -

Agradezco tu comentario, como dices, para gustos, colores, y sólo expreso mi opinión. La mía. Dre la misma manera que agradezco el tuyo, aunque sea distinto. Y por último decirte que tienes razón, mi crítica es no es imparcial, es subjetiva y así ha de ser, este es un blog personal dedicado a unos autores concretos, por lo tanto mi opinión siempre será parcial, personal y subjetiva. No podía ser de otra manera. Para eso es un blog personal.
De nuevo gracias sinceras por tu aportación.

Scaramouche -

Me parece que la crítica de la película se ve muy afectada por la admiración que profesas a Pérez-Reverte (por otra parte, uno de los autores más importantes de la literatura española actual), ya que creo que está suavizada.

No soy yo nadie para decirte "la película no te gustó", porque para gustos, colores. Pero es un hecho probado que la película decepcionó a la inmensa mayoría de aficionados a la historia que fueron a verla con un mínimo de ilusión. Bueno, también a los que no se leyeron ningún libro. No sólo es una película lenta y larga, sin acción, que pone énfasis en las anécdotas en vez de en las partes interesantes, que "reinterpreta" (vamos a decirlo así) los hechos de los libros (y se saltan el segundo entero) y que, gracias a estos y otros ingredientes igualmente pésimos, ha recibido una crítica demoledora.

Una de las escenas más lamentables es la batalla de Rocroix, que no sólo no es fiel, sino que da entre pena y risa. Desde luego, los veinte millones con los que los productores se llenaban la boca no fueron a parar a aumentar el número de extras, ni a multiplicarlos por ordenador (técnica bastante habitual en el cine de hoy en día).

Sobre "lo que somos, lo que fuimos", la película ya resulta demencial. Al Siglo de Oro se le conoce como tal por la extraordinaria producción literaria (extraordinaria en cantidad y calidad) de la época, cosa que ni se menciona en la película (eso sería mostrar la España de la época al completo). El filme sólo se centra en la imágen del imperio decadente soportado por unos soldados a la par valientes, testarudos y guarros. Y hay algo más que eso.

Otro punto absurdo de la película es el desnudo forzadísimo de Angélica de Alquézar. Pero bueno, es una producción española, alguien tiene que enseñar las tetas, ¿no?

En fín, ya por último te comento que tu crítica (que debo decir que no es muy imparcial teniendo en cuenta el título del blog)me inspiró para hacer una entrada en el mío basándose en lo que tu escribiste. A parte, yo también fui a verla el día del estreno y ya hice una crítica mía. Tiene miga la cosa. Si te interesa verla, la dirección de mi blog es http://capayespadablog.blogspot.com.

Un saludo,

-Scaramouche-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres