Blogia
Cuaderno de bitácora - Tejiendo palabras

Mujeres y libros

Mujeres y libros

Juan Eslava Galán, Arturo-Pérez Reverte, Rafael de Cózar y Jersús Vigorra conversaron ayer en la Feria del libro de Sevilla sobre el argumento "Mujeres y libros". No mujeres escritoras, ni mujeres lectoras, sino personajes femeninos en la literatura. Una hora entretenida y amena en la que no faltó el humor. Y en la que el carisma de estos hombres llenó la sala a rebosar.

También adelantó Jesús Vigorra que en su programa del domingo de la semana que viene, contará cómo invitado con Arturo Pérez-Reverte, y su libro El Asedio.

Nota para curiosos:  Asedio son las letras de Odisea

 Diario de Sevilla . Charo Ramos

Con él (y con su rival en las listas de los más vendidos, Matilde Asensi, que ayer no daba abasto firmando ejemplares de sus obras) regresó el fenómeno fan a la Feria del Libro. Arturo Pérez-Reverte consiguió que, media hora antes del comienzo de su acto, la fila de admiradores que quería hacerse con uno de los disputados asientos bajo la carpa central llegase a las puertas del Ayuntamiento. El tema era lo de menos, porque las colas se repitieron dos horas después, cuando el autor de El asedio se dirigió a firmar ejemplares de sus libros a una de las casetas. Con todo, el título de la convocatoria (Mujeres y libros) tenía su morbo porque se reunían en una misma mesa y entre generosas botellas de manzanilla "los tres tenores de las veladas literarias que hacen de los libros una manera de compartir sentimientos", según la expresión del periodista Jesús Vigorra, que jugó el difícil papel de moderador en esta reunión de grandes amigos (Pérez-Reverte, Rafael de Cózar y Juan Eslava Galán) que, ajenos a las consignas igualitarias de Bibiana Aído, no invitaron a ninguna autora a participar de sus conjeturas.

"No hemos venido a hablar de mujeres lectoras ni de mujeres escritoras sino de personajes femeninos en la literatura", sentó las bases Pérez-Reverte. Y, aunque rápidamente fueron citadas las tres heroínas por excelencia de la gran novela del XIX (Ana Karenina de Tolstoi, La Regenta de Clarín y Madame Bovary de Flaubert), lo cierto es que no se viajó ni a la Rusia de los zares ni a la asfixiante Vetusta. El giro se debió a Cózar, que orientó la charla hacia "la mujer mala, venenosa" que ha encontrado un nuevo venero en la literatura de Pérez-Reverte, donde es difícil encontrar personajes femeninos con la resignación y el fatalismo de una Doña Inés de Ulloa, otra de las musas citadas. El creador de Teresa Mendoza, la protagonista de La reina del sur, "una mujer que no es mala, sino superviviente, pues tiene que resistir en tierra de hombres y por ello necesita unas cautelas y un valor superior a éstos", declaró que la mujer "es el héroe moderno, el Ulises contemporáneo por excelencia". "El hombre, en este siglo XXI, es una mera comparsa, juega un rol secundario. Son ellas las protagonistas, que se enfrentan a unas reglas creadas por los hombres, solas bajo un cielo sin dioses como aquellos héroes que volvían con una Troya en llama a las espaldas", defendió Pérez-Reverte, cuya gaditana Lolita Palma es una nueva aportación a su catálogo de mujeres complicadas y la gran protagonista de El asedio, "una novela con cuyas seis letras se puede formar el título de la segunda epopeya de Homero", descubrió Juan Eslava Galán.

Y es que, desde la Odisea, continuó este autor jiennense, encontramos esos dos grandes modelos de mujer: la "malvada que, como Circe la hechicera, utiliza su encanto sexual para alcanzar su propósito" frente a la "esposa abnegada (Penélope) que espera el regreso de Ulises pese a estar rodeada de numerosos pretendientes".

El amor, sostuvieron los tres, "es una invención que tiene mucho de literario". "Por eso, cuando a la mujer se le frustra el amor puede resultar tan cruel como enemiga. Y es que todas, hasta las más inteligentes, se enamoran del chulo, pisan esa mina en algún momento", continuó Pérez-Reverte.

Aunque se citaron nombres como María Lejárraga, Carmen de Burgos o Ana María Matute, y se recomendó a las autoras "no ceder a la tentación de ajustar cuentas con el mundo, pues el intento reivindicativo estropea muchas posibles buenas novelas", a decir de Reverte, los tres tenores siguieron con lo suyo, con esa larga lista de mujeres fatales que arranca con Medea, Electra o Circe y, atravesando siglos y continentes, desemboca, propuso Cózar, en las heroicas piernas de Sharon Stone.

http://www.diariodesevilla.es/article/ocio/702665/la/odisea/la/mujer/literaria.html

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres